Productos ñublensinos aumentan su presencia en los supermercados

alt
En Jumbo destacan que el éxito de estas alianzas dependerá de la estrategia comercial de cada productor.
Algunos productos de la zona llevan algunos años presentes en las góndolas de supermercados, pero tradicionalmente han sido pocos y han estado rezagados a espacios poco visibles.
Los habitantes de la Provincia de Ñuble, son conocedores de los sabores de esta tierra y cuando se trata de alimentos saben muy bien dónde acudir para encontrar los productos que demandan. Ejemplo de ello es la variedad de lácteos y cecinas que se comercializan en las mismas fábricas o en puntos de venta contados con los dedos de una mano.
Sin embargo, una nueva política en el retail, que busca crear valor compartido entre los productores locales y los supermercados de cadenas nacionales, intenta incorporar la variada oferta local en las salas de venta de las respectivas ciudades. Ejemplo de ello es el programa ?100% Nuestro?, creado por Unimarc para cumplir este objetivo.
Pero ello va de la mano con las políticas comerciales de los distintos productores, pues no son pocos los casos de pequeños y medianos empresarios que sencillamente prefieren estar afuera de los supermercados.
Carlos Abogabir Ovalle, vicepresidente de Asuntos Corporativos y Negocios Inclusivos de SMU (matriz de Unimarc), explicó que ?el programa 100% Nuestro es un proyecto que nace desde Unimarc, con el objetivo de ayudar directamente a las Pymes regionales, abriendo oportunidades a las comunidades donde estamos insertos. Es un proyecto que busca crecer en regiones de manera sustentable y que pretende rescatar las tradiciones y sabores locales a través de la venta de productos característicos de cada zona en nuestros supermercados?.
Precisamente a comienzos de este mes fue lanzado oficialmente el programa en la Región del Bío Bío, donde destacan 5 productores de Ñuble, de una lista de 14 proveedores de la Región del Bío Bío.
Se trata de Aceite de Oliva ?San Miguel de Ñipas? y ?Ránquil?; Lácteos San Sebastián (quesillos y quesos); Lácteos Los Puquios (quesos, quesillos y manjar), Lácteos San Ignacio (quesos y quesillos) y Comercial de Campo (quesos El Roble y Los Tilos).
Una situación similar se observa en las góndolas de supermercados Jumbo, donde si bien no existe un programa especial de incorporación de proveedores locales, sí existe una preocupación por ofrecer a los consumidores productos de la zona, en el entendido que el chillanejo muchas veces prefiere un producto local.
Según Rodrigo Fuller Fischer, gerente de Jumbo Vicente Méndez, en los dos locales que existen en Chillán siempre ha existido un interés por la creación de valor compartido, para lo cual cuentan con un protocolo específico de incorporación y que establece ciertos requisitos.
En Jumbo es posible encontrar cinco proveedores de Ñuble: Lácteos San Ignacio, Cecinas Chillán (longanizas), Comercial de Campo (Quesos Los Tilos y Quesos El Roble), Lácteos Los Puquios y Carnes Ñuble (hamburguesas y carne de cordero Pampa Verde).
Y la intención es aumentar la presencia, según Fuller. ?Ésa ha sido una de mis motivaciones desde que abrimos este local, hace tres meses, y si bien ha sido lento este proceso, creemos que pronto tendremos novedades. Y es lo más lógico, puesto que más del 90% del personal de este supermercado es chillanejo, lo que obliga a pensar en que cada local debe ser un reflejo del lugar donde se emplaza?.
Es por ello que el ejecutivo también quiere sumar más productores en el área del aceite de oliva, mermeladas gourmet, condimentos, cecinas y vinos, entre otros. ?También sería lógico tener frutas y verduras de esta zona, considerando que acá se produce una gran variedad, pero curiosamente todos los productos frescos que ofrecemos provienen de otras regiones?, comentó Fuller.
En el caso de Unimarc, el desafío de incorporar más proveedores se lo han tomado tan en serio que incluso habilitaron un sitio web para los interesados en comercializar sus productos, con toda la información necesaria y las herramientas para postular.
Ellos pueden inscribirse y postular en el sitio web www.unimarc.cl/pyme, llenar el formulario y enviar sus datos. Luego de un periodo de 20 días aproximadamente, donde se evalúa al proveedor, sus productos, sus procedimientos y su calidad, se determina si califican para ser parte del proyecto.
Según manifestó Abogabir, ?los productos locales son pieza fundamental de nuestro negocio, ya que le ofrecemos al cliente lo que anda buscando: los sabores locales a los que están acostumbrados. De esta forma, generamos mayor valor en nuestra oferta?.
Consultado respecto de la filosofía que hay detrás de esta iniciativa, como pudiera ser una vertiente de la Responsabilidad Social Empresarial, el ejecutivo de SMU enfatizó que ?este proyecto no implica una ayuda asistencialista, sino una decisión estratégica que hemos llevado a cabo con el propósito de crear valor compartido entre los proveedores regionales y Unimarc. Es un negocio que tiene un impacto social, que permite contribuir con el desarrollo regional, pero que además, nos beneficia como compañía. Queremos generar alianzas a largo plazo con nuestros proveedores locales para que ellos crezcan y se potencien?.
Estrategia comercial
Fuller subrayó que no cualquier productor puede convertirse en proveedor del supermercado, pues se requiere cumplir con ciertos requisitos, y en ese sentido, destacó que la concreción de las alianzas dependerá mucho de la estrategia comercial que tenga cada productor.
Es por ello que hizo un llamado a los productores interesados a acercarse al supermercado y conversar con él, quien adelantó que para tener éxito en la incorporación es clave cumplir con los requisitos sanitarios que la ley exige, además de los parámetros de calidad e inocuidad de los alimentos que exige Jumbo a sus proveedores, para lo cual todos los nuevos productos son testeados por el Departamento de Aseguramiento de la Calidad, que según el ejecutivo, es muy estricto.
También mencionó como requisitos que el proveedor sea capaz de mantener una rotación del producto, que exista un abastecimiento permanente (las bandejas no pueden estar vacías), que la empresa disponga de una persona preocupada de reponer el producto, y finalmente, pagar una cuota de incorporación.
Consultado por las dificultades que enfrentan algunos productores por las condiciones que algunos supermercados imponen a sus proveedores, como el pago a 60 ó 90 días, lo que para los más pequeños puede resultar complejo desde el punto de vista de la liquidez del negocio, Fuller advirtió que por ello es importante saber si la estrategia comercial de la pyme considera estas condiciones para entrar al negocio del retail y hasta dónde quiere llegar con su producto.
Resultados
Ambos ejecutivos calificaron como exitosas estas experiencias y destacaron la gran recepción por parte del público.
Según Abogabir, ?el cliente valora y prefiere los productos locales frente a los que vienen de afuera. Tienen el sabor regional que el cliente está buscando y son más frescos que los de su competencia. Además, le ofrecemos la oportunidad al cliente de ayudar directamente a los proveedores regionales y a potenciar su región. Con esto todos ganamos?.
Por su parte, Fuller destacó que los propios clientes se acercan a sugerir la incorporación de determinados productos. ?En el caso de los quesillos San Ignacio, por ejemplo, comenzamos con una bandeja, y hoy ya hemos aumentado a tres, con una clara preponderancia de la marca local respecto de la competencia, y eso se debe exclusivamente a que los chillanejos han preferido esta marca?.
Fuente: La Discusión
|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar